Un paisaje con mucha historia.

Esta entrada va por ella, por lo que significa para nosotros los ‘carletines’ (del pueblo de Carlet) y por lo que significa para mi, Junior (movimiento diocesano) desde los 10 añitos, hasta el día de hoy, sin todavía pensar cuando llegará el fin.

En Carlet, Juniors MD, es un movimiento que llega a muchos jóvenes y niños de las parroquias del pueblo. Este movimiento, y desde hace muchos años tiene una única labor, y esta labor es evangelizar, y ayudar al pueblo desde el sacrificio y el esfuerzo.

Para mí, educador Junior desde hace unos años, y niño desde los 10 a los 18, han sido una pieza fundamental para el desarrollo de mi vida, un factor que ha hecho en mí la clase de persona que hoy en día soy, y a los que le debo mucho, tanto a los niños como a mis educadores.

Pero esta entrada, no va por el movimiento, sino por ella, por la cruz que luce la montaña que hay cerca de mi pueblo, la que yo, y con la ayuda de mi movimiento subí hará ahora unos 2 años.

Aquí os adjunto este paisaje, el maravilloso paisaje que contemplas mientras vas subiendo hasta tal cima. Desde lejos ya se ve, ya se observa las dimensiones de tal obra. (En esta foto se observa la antigua cruz, también puesta por el movimiento, pero yo tan solo era un niño de 8 años, y coopere subiendo un saquito de arena)

Aquí os adjunto un video de fotografía donde se ve el montaje de la cruz al largo de los dos o tres días que se empleo para montarla.

Pero he de decir, que me quedo con esta foto, con la foto que me marcó cuando la vi, la foto que se rige por la naturaleza, un conjunto de naturaleza desde lo alto de Matamon, con mucha historia, la historia que podemos contar los que cooperamos en la subida de la antigua cruz y que 15 años más tarde contamos al bajar de nuevo todos los añicos en los que la hicimos. Esto es la historia, y este es un paisaje con historia, la historia de una cruz que se cambio por el deterioro de los agentes atmosféricos.

Aquí, la nueva cruz.

Nuestra primera obra de arte

Era el verano del 2000, y como todos los años queríamos salir escopeteados del pueblo para ir a veranear con nuestros tíos a la montaña. Era llegar el final del colegio y querer huir hacia aquel lugar lleno de lienzos y pinturas por todos lados, nuestro lugar favorito. Durante los años anteriores, fueron constantes las desapariciones de pinturas y pinceles, y los momentos sobre las faldas de mi tía viendo como pintaba. Sin embargo, aquel fue un verano diferente ya que mi tía, pintora por amor al arte, nos había preparado una gran sorpresa, había comprado unos lienzos donde descargar toda nuestra creatividad.

Llegó el momento de empezar con el cuadro y, cómo no, todas nuestras ideas se habían desvanecido. Así que acordamos olvidarnos del lienzo por unos días, y dibujar, como siempre, por todos lados lo que nos venía a la mente. Después de tener unas cuantas ideas, rescatamos el marco del armario y nos pusimos manos a la obra. Dibujamos sobre el lienzo con una especie de lápiz, más tarde nos pusimos con el color, como ya se observa con una gran riqueza cromática, y terminamos con los detalles. Aunque se diga pronto, todo este proceso nos mantuvo ocupados durante todo el verano, y puede que fuera uno de los más divertidos que pasé allí.

Ambos cuadros decoran nuestro recibidor, ya que como dicen mis padres es un orgullo que una obra de sus hijos pueda verse por todos los que visiten nuestra casa. La producción de este cuadro fue un desarrollo divertidísimo, que nos ayudó a sacar la creatividad que guardábamos, y estoy segura que para mí, sacarla de niña, sería la única forma de mostrarla. Mi obra es la de la izquierda y la otra de mi hermano, Borja, quien se opuso totalmente a la publicación en el blog de su cuadro, pero aún así aquí está. Al principio, tenía un poco de vergüenza, pero después de mucho pensar no importa mostrar algo que tanta felicidad me dio de pequeña.

El Surrealismo en la Publicidad

Es evidente que el principal objetivo de la publicidad actual es sorprendernos y así atraer nuestra atención sobre el producto que se está publicitando en ese instante. Por lo tanto, es por este mismo objetivo, por el que el uso de referencias fantásticas y surrealistas en la publicidad ha crecido tantísimo en estas últimas décadas,pues estas consiguen captar nuestra atención, dejando a un lado, por un instante, la realidad que nos rodea.

Esta presencia surrealista en la publicidad la podemos observar en una gran multitud de campañas publicitarias, sin embargo, la que hoy os traigo es una muy poco conocida y me apetecía compartirla con vosotros, pues el uso que hacen en esta campaña del arte surrealista y fantástico me ha parecido muy interesante, a la vez que curioso.

En estas imagenes se publicita a una conocida academia de Ingles especializada en la perfección de su pronunciación que se encuentra situada en Brasil,y tambien se señala   la necesidad de una buena compresión del idioma a través de distintas ilustraciones de carácter surrealista,en las que se combinan elementos, que poseen una pronunciación similar, de una forma muy extravagante que recuerda a la obra de Dalí.

“Make your English clear / Haz que tu Ingles sea claro”

Beer “Cerveza” / Bear “Oso” / Beard “Barba”

Sheep “Oveja” / Ship “Barco” / Chip “Ficha”

Hat “Sombrero” / Rat “Rata” / Hatch “Escotilla”

Por lo tanto, teniendo en cuenta todo esto, se podria decir que estas dejan al espectador muy claros algunos de los surrealistas malentendidos que una mala pronunciación podría provocar.

¡El musical que conmueve al mundo!

Esta entrada, va dedicada al arte, desde otro punto de vista, ¿es esto una exposición?

El término exposición, según la RAE, sería “Presentación pública de artículos de industria o de artes y ciencias, para estimular la producción, el comercio o la cultura”

Así que conforme vi, y sentí este momentos, si que veo que fuera una exposición, una exposición diferente, una exposición de arte en movimiento, una exposición de arte para un público grandioso, y por lo que leído y podido comprobar con mis propios ojos, una exposición que conmueve al mundo.

El 8 de noviembre, tuve la suerte de viajar al centro de la capital española, viaje al centro de la ciudad, justamente a la calle Arenal, junto a Sandra, mi pareja.

Había llegado el día, y después de muchos meses detrás de las entradas, las pudimos comprar. La disponibilidad era nuestra peor enemiga.

Nunca olvidare tal viaje, y mucho más no olvidaré los meses de preparación, la maleta la tenía pensada meses antes… pero al fin llegó, cogimos el coche y emprendimos el viaje de nuestras vidas, el viaje que nos llevaría a comprobar con mis propios ojos si realmente conmueve al mundo como dicen.

Día 9, viernes 9 de Noviembre, centro de Madrid, Gran Vía, Teatro Lope de Vega, 22.00h; nos cogen las entradas, y en ese momento el espectáculo acababa de empezar, la decoración del interior ya hace que los pelos se te pongan como escarpias, toda la gente de nuestro alrededor  emocionada y deseando entrar, sentarse en su butaca y dar rienda suelta a su imaginación.

Se apagan las luces, el espectáculo va a comenzar, y así es, sale el personaje que hace de Rafiki y empieza a sonar la música de “El ciclo de la vida” Pelos de punta, emoción a flor de piel, la exposición de cada personaje ha comenzado, ellos han sido los encargados de dejarnos a toda la gente sin habla durante las 2 horas y media que dura el musical.

La pintura invade sus cuerpos, los ropajes son los encargados de hacernos imaginar que ellos son el animal que llevan dentro, y que realmente son ese animal. Sus voces, su gestos, su manera de gritar, saltar y hasta cantar, han hecho que todo el mundo quiera disfrutar de este momento, que toda la gente quiera visitar el Lope de Vega, para poder disfrutar de los personajes que encarnan esta historia que Walt Disney creó hace muchos años.

Y eso, eso es arte, es Body Art, el cuerpo es el encargado de hacer entender al espectador que tipo de sueño ha empezado a vivir desde el segundo cero cuando Rafiki sale en escena, hasta el último segundo, cuando son una gran bandada de animales, los que despiden el musical.

Leí, antes de ir, que era el musical que había tenido a medio mundo encantado, pensaba que esto no sería para tanto, pero ahora me uno a ese medio mundo, me uno a la cantidad de personas que piensa que es el mejor musical del mundo, porque puedo decir por mi propia voz, que si lo es.

 

Graffitis Publicitarios

Desde el inicio de la historia el hombre ha sentido la necesidad de manifestar sus sentimientos o inquietudes de una forma artística, para ello ha tomado paredes y sitios públicos como un medio de expresión, dicho medio obtiene el nombre de Graffiti. El “Graffiti” tiene sus orígenes en la palabra griega graphein que significa escribir. Esto evolucionó en la palabra latina grafito. Graffiti es la forma plural de grafito.  

Esta forma de expresión gráfica nace en New York a partir de los años 60` donde gente joven comenzó a escribir sus nombres en paredes y frentes, convirtiéndolo así en una cultura callejera. A raíz de ésta se explotó una variedad asombrosa de estilos y formas artísticas que luego fueron tomadas como influencia de diferentes técnicas, usando la calle como su galería y dando una imagen alternativa.

El graffiti se constituye como una práctica comunicativa importante para las necesidades del hombre, es una incitación permanente al dialogo, al deseo de ser oído, a la búsqueda constante de un contacto con muchos receptores para lograr establecer algún tipo de relación, más allá del texto que le sirvió de vehículo.

Gracias a la influencia que ha tenido el graffiti como medio de expresión en el estilo de vida urbano, la publicidad lo ha adoptado con el fin de transmitir sus mensajes ya que tiene una gran iconografía popular.
Publicidad y Graffiti se tocan por su valor comunicativo y social. Sin duda, las conexiones son fuertes; ser diferentes es un elemento de supervivencia, se manifiestan públicamente y ninguna de las dos disciplinas es discreta.

La publicidad necesita persuadir a los compradores y para ello utiliza el arte como herramienta. El GRAFFITI es actualmente una de las herramientas más utilizadas a la hora de persuadir con mensajes recreativos. Hoy en día las marcas publicitarias han utilizado el graffiti para que su público reciba los mensajes de una manera más artista.

Image

 

Image

 

Image

 

Estas tres obras fueron realizadas por Julia Beever.

Las marcas y los graffiteros buscan ser únicos y originales, persiguen “hacerse ver”, y “quedarse en la mente” de la gente. En los últimos tiempos, bajo el préstamo del lenguaje urbano, el graffiti ha entrado en el terreno de las marcas.

 

Image

 

Image

 

Image

 

 

Por el contrario, conocemos un graffitero conocido actualmente que esta en contra de toda la publicidad y con lo que ello conlleva. Bansky actúa sobre ella.

Image

 

Además de actuar contra la publicidad también realiza una serie de graffiti que son de admirar.

Image

Image

 

Image

París

Hoy quería traeros una ilustración de una amiga mía. Se trata de una pintura en acuarela y lápiz sobre una fotografía.

 

En esta imagen podemos ver tres representaciones simultáneas de el concepto del amor. Por un lado tenemos a la pareja dándose un apasionado beso. A la izquierda podemos ver la Torre Eiffel símbolo de París, considerada por muchos la ciudad del amor. Para finalizar destaca el cielo color rojo cobrizo, un color con significancia directa con el amor y la pasión.

Es una imagen que me gusta mucho ya que he visitado dos veces París y guardo muy buenos recuerdos de dicha ciudad. Además creo que es una representación fantástica del concepto amor y que destaca por el uso de las nuevas tecnologías combinado con la acuarela.

No me gustaría cerrar esta entrada sin agradecerle a Alejandra Sanz que me permitiera utilizar una de sus obras en este blog. Podéis encontrar su obra completa buscando Asaz en el Facebook o siguiendo este enlace                                             ” http://www.facebook.com/asazmente